¿Cómo entiende la sofisticación?

A la hora del aperitivo, eres más de…
Tinto, blanco, rosado... ¡un arcoíris de color!
Zumos de todos los sabores, ¡pero con pajita!